El problema
En muchas ocasiones queremos colocar en nuestras páginas ficheros que puedan ser bajados por los visitantes que acceden a nuestras páginas. Si ponemos un enlace apuntando a esos archivos ocurre lo siguiente: si es un archivo .htm o .html o .jpg o .gif (los que pueden ser abiertos por el explorador) el mismo explorador lo abre y los muestra, pero si es otro tipo de archivo no vinculado al explorador éste busca un plugin para abrirlo. Si son archivos de música o de imagen este plugin hará sonar la música o mostrará el video.

La solución
Para que el explorador busque un archivo el mecanismo que ofrece el lenguaje HTML son los enlaces de hipertexto o links: <a href="archivo"> </a>. Por tanto este es el mecanismo para lograr que el usuario acceda al archivo que quiera bajar, pero si el explorador tiene algún plugin lo intentará abrir. Por tanto lo que tenemos que hacer es comprimir el archivo, por ejemplo como archivo ZIP (el método de compresión más extentido entre los internautas), y luego colocar un enlace a ese archivo comprimido. Con esto además logramos que el tiempo de descarge se reduzca, algo que agradecerán nuestros visitantes.

Un caso práctico

La siguiente línea muestra como colocar un enlace a un archivo zip llamado tumusica.zip

<a href="tumusica.zip"> Pulsa para bajar tumusica </a>

Es conveniente que pongas una breve explicación advirtiendo que el archivo debe ser descomprimido con el programa adecuado, en el caso del ZIP sería el winzip.