Los guiones

Introducción
HTML dinámico
El HTML
Estilos CSS
Los guiones
Todo junto
 
Y llegamos a los guiones

Con HTML podemos crear páginas web y con CSS podemos independizar el contenido de la descripción de su aspecto, de su formato. Pero estas páginas aún no son dinámicas, una vez creadas se presentan siempre igual. El explorador lee los estilos, lee los documentos HTML y crea la página en la máquina del usuario. Justo en este último paso es donde entran en juego los llamados guiones o scripts, que no son más que colecciones de funciones escritas usando un lenguaje al efecto, como pueden ser JavaScript o el menos recomendable, y utilizado, VBScript.
Mediante estos programas podemos manipular los elementos que forman la página Web, tanto contenido como estructura, y mejorar enormemente la interactividad con el usuario final. Por ejemplo, el CSS nos da la posibilidad de crear bloques con posicionamiento absoluto, pues bien mediante estos guiones podemos cambiar la situación de estos bloques en función del entorno del usuario, o incluso hacer que se muevan por la pantalla.
Además la página será capaz de responder a acciones del usuario, que puede por ejemplo modificar el color de fondo si no le gusta el que nosotros elegimos. Ahora si tenemos verdaderas páginas web bastante dinámicas.
Para escribir los guiones extisten varios lenguajes: JavaScript, PerlScript y VBScript, son lenguajes interpretados lo que permite que los guiones se puedan ejecutar en cualquier plataforma. El más extendido y el que mejor se adapta al DHTML es el JavaScript, creado por Netscape y cuyas bases ya debes conocer si estas leyendo estas páginas.
A la hora de crear los scripts es necesario tener en cuenta la falta de estándares, los intérpretes JavaScript de Netscape y de Microsoft aún presentan diferencias, a pesar de que existe un estándar publicado por la ECMA. Normalmente esas diferencias son perfectamente salvables, tan sólo implican escribir algunas líneas más de código.
Otro punto a tener en cuenta sobre los guiones es que con ellos no podemos acceder a los ficheros del usuario ni a los ubicados en el servidor (salvo las páginas web lógicamente). La única excepción son las cookies, ficheros de texto que pueden crearse con JavaScript para almacenar información en la máquina cliente. Estos ficheros pueden usarse por ejemplo para personalizar las páginas, el usuario puede elegir que página quiere como página inicial cuando visita el sitio, o para identificar a un visitante y concederle permisos para ver unas u otras páginas, y otras muchas posibilidades.
Una excepción a lo señalado en el último párrafo lo constituye la vinculación de datos (Data Binding) exclusiva de Microsoft que permite extraer datos desde ficheros. Se trata de una aplicación que puede ser bastante compleja, pero su aplicación mínima, el Tabular Data Object incluido desde IE4, nos permite crear una base de datos en un fichero de texto y extraer los registros de ese fichero para presentarlos en pantalla, de manera individual o tabular, con la posibilidad de incorporar controles para ir recorriendo los registros de esa base de datos o incluso filtrar registros.

Envía esta página a un amigo. Te lo agradecerá.   Poner esta página como página de inicio